green day

23 abril 2009

green day | por José Antonio Granero

Se formó en California en 1989, cuando Billie Joe conoció a Mike Dirnt en una casa okupa. Con Billie a la guitarra y voz y Mike al bajo, se unió Tré Cool a la batería.
Quedaba formado Green Day. Una vez formaron la banda decidieron nombrarla Sweet Children, un nombre bastante irónico para un grupo de punk-rock. En 1991 cambiaron el nombre a Green Day (tal como llamaban ellos al día en el que fumaban marihuana).

No tuvieron repercusión mediática hasta la salida a la venta de su tercer disco, Dookie (1994), del que se vendieron más de 8 millones de copias. Basket Case, uno de los singles de Dookie se convirtió rápidamente en un clásico, siendo versionada por multitud de artistas (incluso Avril Lavigne, en su primera etapa deleitaba a sus fans con una buena versión de Basket Case).

Una curiosidad de esta canción consiste en que está compuesta con los acordes del
Canon en Re Mayor de Pachelbel, que por otro lado es una obra presente en nuestro subconsciente y que ha servido de inspiración a muchos artistas de diversos estilos desde el siglo XVII.

Siguió a Dookie la publicación de Nimrod, Warning y dos discos recopilatorios, pero no sería hasta 2004, con American Idiot, cuando Green Day superaría a su tercer trabajo de estudio. El nombre hace clara referencia (y se mofa) del reality americano American Idol. El disco presenta una doble lectura: por un lado, es una ópera punk que narra la historia de Jesus of Suburbia, y claramente se desmarca por ser una crítica feroz al régimen de George Bush.

Algunas canciones del disco, como Holiday o la que da nombre al disco fueron un emblema de toda una generación que veía en Bush una amenaza para el mundo.
Consiguió vender más de 14 millones de discos en todo el mundo, lo que supuso seis discos de platino y un disco de diamante, e innumerables premios a lo largo de su carrera.

Una de sus anécdotas más divertidas es el grupo alternativo que formaron, The Network. Durante la grabación de American Idiot, los integrantes del grupo propusieron grabar algunas canciones con influencias del rock de los 70 y 80, pero desde su discográfica lo rechazaron inmediatamente.

¿Qué se les ocurre entonces? Montan un grupo alternativo a Green Day con los mismos integrantes, se cambian los nombres y tocan disfrazados en bares y clubes para no ser reconocidos. Poco después, Billie Joe declaró: “No soporto a estos tipos The Network son una basura, malagradecidos, yo les publiqué su disco, los traje del extranjero y ¿así me responden?, hablando mierda de mi banda, que se vayan al carajo”. Desde entonces se empezó a rumorear que Network eran en realidad Green Day.

Habrá quien piense que nunca superarán el American Idiot, disco que puede igualarse al Smash de Offspring o al Nevermind de Nirvana, pero tienen previsto sacar en 2009 21th Century Backdown, su nuevo disco, con influencias power pop y que una vez más no dejará indiferente a nadie. |

Extracto del PDF redmensual.com Abril 2009

lounge room! Abril 09

23 abril 2009

lounge room! | por Alfonso Moriche Priego

bebida

Esto de la música, más allá de la farándula y el R’n’R Circus, de lo mundano y lo épico, va de sensaciones; todos tenemos en nuestra colección un puñado de álbums que han hecho de banda sonora en nuestros momentos de supuesta gloria, frente a aquellos que rescatamos cuando nos apetece revolcarnos más de lo debido en nuestra melancolía… Todo tiene su momento y su lugar: Hasta la fecha, no se de nadie que tras una ruptura amorosa haya puesto a rodar un vinilo de los Motley Crue, o que opte por el “Zuma” de Neil Young para amenizar la fiestecita.

Y es con esta premisa -música/sensacionescon la que me he sacado de la chistera esta simpática sección: por un lado una mera excusa para estar por aquí cuando el inventito este empiece a dar pasta; por otro, un rincón en el que dar rienda suelta a un par de aficiones que arrastro de antiguo, a saber: Rock And Roll y alcohol
-Joder, dicho así queda fatal- Así que tomen sitio y ponganse cómodos en esta particular lounge room, ah, podéis iros sirviendo unas copas mientras pongo algo de música.

Vamos a empezar bien, con una banda de aquí, producto nacional -aunque no salte a la vista-: The Killer Barbies, y su primer largo “Dressed To Kiss”. ¿Por qué esta banda y no otra?.

Bueno, se trata de un comienzo tan bueno como cualquier y otro y, a la postre, lo estoy escuchando ahorita mismo. Para mí estos gallegos son de lo mejor que ha dado este país: Actitud Punk Rocker “Old School” (vía Ramones, mayormente, aunque los Misfits y los Pistols reciben sendos homenajes), sensibilidad Pop, letras en deuda con el mundillo del cómic y la Serie B (ahí tenemos “Comic Books” y “I Wanna Live In Tromaville”, respectivamente) y, cómo no, la presencia de Silvia Superstar a las voces -Rastrear por Internet en su busca y entenderéis el “cómo no” chicos/as! Estamos ante un disco dulce, bebamos en consecuencia. ¿Qué tal unas botellas de Mort Subite? Por mí perfecto.

disco

Tras la francesada de nombre con regusto snob se esconde una cerveza belga con sabor a imagino a John Wayne alternando con esto, pero a mi me gusta… Y que diablos! Nada mejor que este mejunje para corear salvas del calibre de “Love Killer”, “Elvis Live!”, o cualquiera de las joyas de envoltorio Power Pop y temática genuinamente teenager que abundan en este disco.

Y esto ha sido todo por hoy, os dejo con un regusto empalagoso en los labios -es lo que tiene abusar de esta cerveza- y la promesa de abrir las puertas de esta lounge room en meses venideros, donde el tocadiscos no cesa de girar y el minibar está siempre a punto.|

Extracto del PDF redmensual.com Abril 2009

entrevista a Fernando Madina | vocalista de Reincidentes | por Jaime Moriche Priego

dsc07184

Pregunta. Como grandes fans que sois de bandas como los Ramones y Rolling Stones,
¿os habéis planteado la posibilidad de grabar versiones en inglés?

Respuesta. Siempre se ha hablado de eso, pero son cosas que ya hemos hecho en directo, sobre todo con temas de los Ramones, pero también con Barricada, Rosendo, bandas como Sum69…pero son cosas que han salido para el día a día más que para un disco. No sé si para un futuro terminaremos haciendo algo así, porque tampoco te puedes cerrar a nada. Aunque una vez hecho esto, otro disco de versiones tardará al menos seis o siete discos más;
que los habrá supongo, pero más tarde.

P. Volviendo a vuestro último trabajo, ¿por qué os sentís tan hermanados con Latinoamérica?

R. En primer lugar (aparte de que yo nací en Venezuela y tengo la doble nacionalidad), desde principios de los años 80, con todos los movimientos en Latinoamérica, como el Sandinismo, la revolución cubana, la guerrilla guatemalteca…estuvimos muy pendientes porque suponía una renovación de ideas y una bocanada de aire fresco para la izquierda mundial, sintiéndonos muy identificados con lo que allí sucedía. Por otro lado, también hemos estado muy pendientes de su arte, su cultura y su literatura, leyendo a gente como Galeano y Bennedetti.
Reincidentes estuvimos viajando desde el año 92 para Latinoamérica, y poco a poco nos fuimos hermanando con gente, ya que la gente es la que hace los sitios; empezamos a hacer amigos y con la llegada de las páginas web comenzamos a escribirnos con gente de allí. Desde que fuimos la primera vez a Argentina y luego a México, hemos ido con mucha asiduidad, conociendo más gentes, más sitios, más realidades y más ideologías. En definitiva, nos hemos sentido muy identificados con los componentes progresistas que de allí han salido, pero también hemos hecho grandes amigos.

P. Este verano Cuba saltó a los medios por haber censurado a la banda de punk Porno para Ricardo y encarcelado a su cantante y líder. Supongo que conoces los hechos.
¿Qué opinas?

R. Nosotros con la revolución cubana somos por un lado solidarios, pero por otro lado críticos. Creemos que ha habido un momento en el que se ha anquilosado un poco, y desde luego, cuando estuvimos allí, nos dimos cuenta de que estaban confundidos respecto a lo que creen que es el rock and roll.

Yo pienso que no se debe a una mala intención por parte de los gobernantes cubanos; el problema es su edad. Si hubieran dejado a los más jóvenes tirar de este carro, otro gallo hubiese cantado en el tema del rock. Pero son gente muy mayor.

P. En general, ¿crees que son buenos tiempos para el rock en Iberoamérica?

R. Es un panorama muy rico. Quizá demasiado constreñido a estilos, ya sabes:
si eres punki no puedes gustarte el heavy y esas cosas. Pero por otro lado es muy rico y es una desgracia que no sea conocido aquí. Hay grandes bandas y grandes artistas de rock, pop…es alucinante.

Pero continúa siendo una gran desconocida, debido en parte al predominio de lo anglosajón en el arte y la música, actuando como pantalla entre países ya no sólo del mismo idioma, como Latinoamérica y España, sino entre otros países, ya que por ejemplo, no conocemos bandas búlgaras ni viceversa, y sin embargo, todos conocemos a las inglesas y americanas.
Pero es un panorama con muchísima riqueza y tradición, sobre todo en países como Argentina o Uruguay, donde el rock forma parte de la cultura popular.

P. ¿Cómo ves el panorama en España?

R. En el panorama actual español están los de arriba, que son los que venden muchos discos y hacen una música más edulcorada y domesticada, que ponen sin cesar en la radio y televisión y de la que uno está ya hasta los cojones. Pero hablando de rock de verdad, creo que goza de muy buena salud y siempre ha gozado de muy buena salud a nivel creativo, y de mala a niveles de infraestructura, de inversión y de apoyo público.


P. ¿Te gusta alguna banda reciente de nuestro país?

R. Una banda que se llama Desacato, que son de Asturias y que me gustan mucho. Y también una gente de Murcia, llamada Discordia. También escucho mucho a Disebra.

P. ¿Tenéis algún interés por el mercado estadounidense con una gran población hispanohablante?

R. En lo que a la parte hispana se refiere, si cae algo caerá y se irá, pero todavía no se nos ha llamado. Si algún día sale algo en EEUU habrá que ir. También es verdad que hace mes y medio íbamos a ir a Japón y se canceló, con lo que quiero decir que es difícil invertir en alguien que no te va a entender.

P. ¿Seguís defendiendo la piratería en esta época de vacas flacas?

R. Nosotros no es que hayamos defendido la piratería, es que no lo hemos criminalizado y nos negamos a criminalizarla, no es que tengamos que defender “piratéame el disco”, pero no la vamos a criminalizar ni vamos a echarle a nadie la culpa de eso.

La culpa en todo caso la tendrá la industria musical que ahora se queja, a mi me da igual que haya crisis o no para ver si las cosas están bien hechas o mal hechas y yo no veo que este mal bajarse música. Aparte si pones un disco a 23 euros, siempre habrá quien te copie. La gente grababa en cintas de casete todos los discos y no se montaba este follón ni la SGAE estaba tan encima, no sé qué les pasa, están nerviosos (risas).

P. Atacáis en vuestras canciones a medios de comunicación. ¿Crees que hay mucha manipulación en los medios actualmente?

R. No es que haya manipulación en los medios, es que los medios solo quieren que salga lo que quiere el que tiene dinero. No es que sea manipulación, es que son el altavoz de una gente que es el único altavoz que hay (risas). Quitando Internet, los medios de comunicación valen mucho dinero tenerlos. Entonces es el pensamiento de los ricos, de los poderosos, del poder en definitiva.

P. Y última pregunta, algo anecdótico, ¿cuál fue el último concierto al que asististe como público?

R. Iggy pop en Madrid en el Electric festival y Iron Maiden, porque si no mi hija
me mataba (risas). |

Extracto del PDF redmensual.com Abril 2009