Sevilla Foto 2009: Imagen y ciudad | por Clara Morales

P1040454

De la ciudad, sólo nos queda asfalto. Esa es la imagen que nos ha quemado la retina, la que más conocemos. El suelo nos tiene hipnotizados cuando recorremos una y otra vez el mismo itinerario repetido, casa-trabajo-tienda y poco más. La costumbre deshace el poder de la imagen, haciéndonos capaces de pasar por esa luz, ese rincón, ese rostro sin inmutarnos. SevillaFoto dice “basta”, nos da aliento. Nos invita a mirar.

Durante un mes, del 7 de mayo al 7 de junio, la ciudad se puebla de fotografías. Este jovencísimo festival de tan sólo dos añitos quiere invadir la calle, pero también renovarla. En cada rincón, un vuelco a lo ya conocido. Y así, el mundo al revés te asalta cuando vas a comprar a la farmacia, una foto se te queda grabada en la ferretería, te tomas un café ante una carretera interminable o un helado se te viste de hada. Lo inaudito nos regala una ciudad-sorpresa. Nos regala, incluso, una mirada. Saber reconocer el instante, y saber atraparlo. SevillaFoto te lanza a la calle cámara en mano. Aprovecha el impulso, te quedan siete días para dejarte conquistar por la fotografía, para hacer tuya esta ciudad de todos. Aquí te dejamos unas cuantas ideas para que no te pierdas la traca final de un festival que echamos de menos 11 meses al año.

Exposiciones

– “Bruno Barbey 68”, Bruno Barbey
En 2008 celebrábamos el 40 aniversario del revolucionario mayo parisino. Eso no impide que este año volvamos a recordar el “Bajo los adoquines, la playa” que debería ser homenajeado cada día. Y para ello, Bruno Barbey, fotógrafo y testigo de excepción de aquellos días de imposibles posibles. Él estaba allí, y nos paga el pasaje en la máquina del tiempo. A falta de haber nacido unos años antes…
Hasta el 6 de junio en el Parlamento de Andalucía (C/ San Juan de Ribera).

– “Miguel Trillo. Identidades”, Miguel Trillo
Tras unos primeros trabajos experimentales, y con la llegada de la movida, Miguel Trillo alzó la vista: algo estaba cambiando. Los jóvenes eran la imagen más evidente de ese cambio, su actitud, su estética, ilustraban la historia. Así que este fotógrafo gaditano se lanzó al retrato como una nueva forma de fotografía documental, dejándonos el testimonio vivo de la transformación de nuestro país en las últimas tres décadas.
Hasta el 5 de julio en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (Monasterio de la Cartuja). Entrada: 1’80 euros, gratis los martes.

– fotoRutas
Fotografía y vida son un binomio inseparable. SevillaFoto lo tiene claro, por eso ha sacado las imágenes a la calle. ¿Por qué no una exposición colectiva fragmentada en una pensión, un restaurante, un videoclub, una peluquería? Aquí tienes una selección de los mejores espacios (y sus fotógrafos) de una de las iniciativas más frescas y originales del festival:
– Heladería Freskura (Vulcano 2) – Camino Laguillo
– Restaurante La Madraza (Peris Mencheta 21) – Elena Sánchez Balonga
– Ciudad Condal Café (Alameda de Hércules 94) – Manu Trillo (puedes descargarte sus imágenes con el Bluetooth de tu móvil)
– Ultramarinos La Clementina (Peris Mencheta 21) – Lucía Muñoz
– Bar Bobo (Amor de Dios esquina Alameda) – Tiago da Cruz
– La Tasca (Plaza José Luis Vila, donde también se realizan proyecciones) – Gabriel José García García

– Ciudad colectiva
Las ideas de espacio público, ciudad compartida, colaboración y multidisciplinaridad convergen en este iniciativa, semilla de todo el festival. En ella, fotografía y poesía se alían para reflexionar sobre el individuo frente a la ciudad, el concepto de megalópolis, el viaje circular, la ciudad olvidada, la inmigración… Buenas fotos y mejores textos de poetas como Carmen Camacho o Andrés Neuman mientras paseas por la Alameda.

P1040457

Y además… nuevos autores, estudio fotográfico encuentros, talleres…

Mientras, en Madrid, PhotoEspaña. No te pierdas el próximo número…

Más en redmensual.

Anuncios

juego de Tronos

29 junio 2009

Juego de Tronos | por Sergio Cárdenas

5

Cuando se juega al juego de tronos, sólo se puede ganar o morir.

Ganar o morir, una gran diferencia, como casi todos los aspectos de esta gran obra, lo que se puede observar echando un vistazo al lomo del libro y posando los ojos en el título de la saga. Canción de Hielo y Fuego. Dos conceptos extremadamente opuestos, como el norte y el sur o el invierno y el verano. Con esta saga, George Raymond Richard Martin, a partir de ahora El Maestro, sí, en mayúsculas, vuelve a la literatura tras una larga pausa de una decena de años.

El primer tomo de esta saga magistral, Juego de tronos, comienza con un comentario del autor, justo antes de los agradecimientos habituales, que dice una gran verdad sobre el libro y una de las primeras cosas que llama la atención. En palabras de Martin: Dicen que en los detalles está el demonio. Un libro tan largo como éste tiene muchísimos demonios, y hay que estar alerta para no caer en sus garras.

El libro está ambientado en una sociedad medieval muy parecida a la de Europa en el siglo XV y como tal tienen mucha importancia las casas nobles y toda la gente de la alta alcurnia. Ahí es donde se encuentran los demonios que Martin avisaba. En la cantidad de nombres de casas, patriarcas y matriarcas, vasallos, caballeros, escuderos y hasta mayordomos que el autor espera que el lector recuerde. Estos no son los únicos detalles que Martin quiere que el lector aprecie ya que cada capítulo es narrado desde el punto de vista de uno de los protagonistas y esta narración esta condicionada por detalles propios del personaje tales como su edad o incluso su estado de ánimo.

2

Con todos estos detalles, El Maestro crea una intrincada y preciosa historia con cientos de personajes con sus redes de interrelaciones y sin olvidar ninguno de esos detalles, por mínimo que sea, a lo largo de libros de casi mil páginas.

Y esto es todo lo que puedo contar sin introducir cosas que personalmente considero como spoilers. Si con estos escasos párrafos no he conseguido convencerte de leer tamaño libro, los detalles que yo considero spoilers no deberían bastar para desanimarte para leerlo, ya que lo que pueda contar en lo que me queda de artículo difícilmente puede estropear la obra, tanto por calidad como por extensión. Si os gusta la literatura de fantasía os encantará Juego de Tronos. Si no os gusta, es una de las mejores obras para empezar, aunque absorve mucho. Si no os gusta leer en absoluto os animo a empezar a leerlo o al menos esperar y ver la serie que está rodando y produciendo la HBO sobre el libro.

En cuanto a la historia hay una trama general y dos subtramas con menor importancia. La trama general está vagamente basada en la Guerra de las Rosas, una guerra civil que enfrentó a las casas Lancaster y York por el trono de Inglaterra durante el siglo XV. En la obra, la casa Stark (que representaría a la casa de los York) gobierna la región norte del continente de Poniente, una tierra de reinos, caballeros y casas nobles. El norte es una tierra fría y cruel incluso durante el final del verano que ha durado casi ocho años, porque las estaciones en el mundo de Poniente duran muchísimos años. Después de un largo verano siempre llega un largo invierno, y ese es el lema de los Stark: Se acerca el invierno.

A Eddard Stark, el patriarca de la casa Stark y Lord de Invernalia (el castillo que regenta) le ofrecen ser Mano del Rey, un puesto de gran honor para un hombre ya que la Mano gobierna el reino cuando el rey está ausente o enfermo y es su principal consejero y la voz del rey. Acepta a regañadientes porque detesta dejar a su esposa y a tres de sus hijos en el norte para ir a la corte al sur donde todos conspiran y se traicionan.

6

El hijo ilegítimo de Eddard Stark, Jon Nieve, de catorce años, se marcha al norte al Muro, una construcción gigantesca de hielo que separa las tierras de los hombres de un territorio que áun es habitado por monstruos y donde gobierna Mance Rayder, el Rey-más-allá-del-Muro, un rebelde salvaje que desafía las leyes de las tierras civilizadas. Jon va allí para vestir el negro, una expresión que se usa para las personas que se unen a la Guardia de la Noche: unos hombres que juran defender el muro durante toda su vida y sólo visten de negro. Las vivencias de Jon en el Muro se convierten en una de las subtramas del libro.
La otra subtrama la protagoniza Daenerys Targaryen, también llamada Daenerys de la tormenta, de trece años. No hace mucho tiempo era la casa Targaryen la que gobernaba los siete reinos en Poniente pero durante una guerra civil causada por las atrocidades cometidas por el rey Aerys el Loco puso fin al reinado de la casa de los dragones. Ahora reina allí Robert Baratheon, que Daenerys conoce como el Usurpador. Es el mismo hombre que pidió a su amigo de la infancia, Eddard Stark que fuera su Mano. Daenerys se encuentra en un continente distinto a Poniente donde ella y su hermano Viserys llegaron tras huir de su hogar durante la guerra civil. Allí, Viserys espera conseguir un ejército y volver a Poniente para reclamar su trono.

La trama general la protagonizan Eddard Stark, su esposa y sus hijos principalmente, además de Tyrion Lannister el Gnomo. La extraña muerte del mentor de Eddard y de Robert, la anterior Mano, lleva al primero a aceptar el puesto de Mano en la corte. Eddard pretende descubrir por qué la anterior Mano fue asesinada y para ello viaja al sur con sus dos hijas, Arya, de nueve años y Sansa, de once años. En Invernalia deja a su esposa Catelyn y sus hijos Rickon, de tres años, Bran, de siete años, y Robb, de catorce años, su heredero. Diversos acontecimientos llevan a Eddard a pensar el asesinato de su mentor y anterior Mano tiene más importancia de lo que parece e intenta ocultar actos de traición. Empieza a sospechar que detrás de todo está la mismísima reina, Cersei Lannister, y que pretende hacerse con el trono, cosa que su ambiciosa casa lleva buscando mucho tiempo. Diversos acontecimientos llevan a casi todas las casas a llamar a sus vasallos y preparar ejércitos para el comienzo de una guerra.

El estilo sobrio y serio del Maestro permiten al lector zambullirse de lleno en la intrincada historia. Con pocas pinceladas uno es capaz de imaginarse la escena a la perfección y sin esfuerzos, teniendo por ello más importancia los diálogos y las relaciones entre los personajes.

Más en redmensual.

Elena Álamo es jugadora del Gran Canaria La Caja de Canarias de la Liga Femenina de baloncesto, que es la máxima categoría nacional. Esta deportista grancanaria de 28 años, licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la ULPGC, es un ejemplo claro de que la cantera puede llegar a lo más alto en el deporte de élite nacional e internacional. Pero no sólo ha llegado, sino que se ha mantenido al máximo nivel desde hace más de nueve años en el primer equipo, siendo un modelo claro de compromiso y de entrega al club de su vida. Ha sido la capitana en las últimas temporadas, y es la base del equipo. En esta entrevista conocemos un poco más de ella como deportista y como persona.

¿A qué edad comenzaste a jugar al baloncesto?
Comencé a jugar a los diez años en un campus de verano en el colegio Salesianos.
Después del verano empecé a entrenar en mi actual club. Y desde ahí hasta ahora.

¿Cuál ha sido para ti el momento más feliz dentro de una cancha?
La verdad que es difícil elegir uno sólo. Pero recuerdo cuando jugué la Final Four de Samara, en Rusia, que le ganamos la semifinal al equipo local, que era el favorito.

¿Y el más triste o negativo?
Pues una liga que casi teníamos ganada.
Fue hace seis temporadas si no recuerdo mal. Y fue contra el Celta de Vigo. Después de ganar el primer partido en la cancha de ellas, con todo a favor, perdimos en casa, para finalmente perder de nuevo en su cancha en el desempate.

¿Tienes algún ídolo en el que te hayas inspirado, sea del mundo del baloncesto o de otro deporte?
Sin duda alguna, Michael Jordan ha sido siempre mi ídolo desde pequeñita.

¿Quién ha sido la jugadora, rival o compañera que más te ha alucinado ver jugar?
Una de las que más, que todavía juega actualmente, es Elena Tornikidou. Tiene unos cuarenta años y es una jugadora muy completa e inteligente.

¿Recuerdas alguna anécdota curiosa que hayas vivido durante un partido?
Me acuerdo hace un par de temporadas, en una fase de ascenso en Sevilla, que fue una compañera mía que estaba jugando y se acercó al banquillo. Vomitó y siguió jugando como si nada.

¿Después de tantos años en el club, te sigues sintiendo protagonista dentro del equipo?
No demasiado, pero realmente no busco ser protagonista dentro del equipo.

¿Qué tal es tu relacióncon el entrenador?
Ha sido siempre una relación de amor-odio.
Actualmente por nuestra personalidad
chocamos a veces.

¿Has tenido o tienes ofertas de otros equipos españoles o extranjeros para abandonar el club?
Siempre ha habido oportunidades, pero la verdad que aquí me siento bien, como en casa.

¿Eres aficionada a otro deporte, aparte del basket?
A todo. La verdad que me gusta el deporte en general. Verlo y practicarlo.

Defínete como jugadora en pocas palabras.
Rápida, desequilibrante en el uno contra uno.

¿Te acuerdas de algún partido en el que metías todo lo que tirabas? ¿Cuántos puntos metiste?
Pues recuerdo de ese estilo uno en un torneo de verano de Francia, en pretemporada, en el que marqué cerca de 40 puntos, con siete triples. Y en liga, hace tres temporadas en Zaragoza, tuve ese típico partido en el que veía que tirase como tirase las metía todas. En ese partido pude meter 30 puntos.

Próximamente se jugará en Berlín la Final Four masculina donde competirá el F.C. Barcelona. ¿Lo ves con posibilidades para conseguir el título?
No sé realmente como está el nivel de los otros tres equipos, pero la verdad que el Barcelona este año está mejor que nunca. Yo creo que puede tener posibilidades de alcanzar el título.

Si no jugaras en España, ¿en qué otro país te gustaría jugar?
Creo que no me gustaría jugar fuera de España, principalmente por el idioma. Y también, porque si ya de por sí me cuesta salir de mi casa, no me imagino estando fuera del país.

¿Qué es lo que le falta al baloncesto femenino para estar a un nivel parecido al masculino?
Principalmente el dinero. Creo que el dinero es muy importante a la hora de hacer equipos más competitivos, la liga más fuerte, vender mejor la imagen de la Liga Femenina… La única diferencia dentro de una cancha de juego, es el físico, porque el baloncesto femenino táctica y técnicamente no tiene nada
que envidiar al baloncesto masculino.

Más en redmensual.com

entrevista a María López Valdés|miembro de Bit&Brain Technologies| por Irene Chaparro
maria2

Una silla que se mueve con el poder de la mente, ¿cómo es posible? ¿Cómo funciona?
Básicamente, se le muestra al usuario en una pantalla una reconstrucción (mapa) de lo que él está viendo. Sobre este mapa se iluminan varios puntos, en el momento que se ilumina el punto en el que el usuario está pensando en desplazarse, se produce una señal muy característica en el cerebro que somos capaces de detectar con nuestros sensores de electroencefalograma y de ese modo sabemos en qué punto estaba pensando el usuario y esta información se manda a la silla. La silla tiene incorporado un sistema de navegación inteligente y es capaz de desplazarse hasta el punto que se le dice.
¿Cómo surgió la idea? ¿Qué les inspiró?
Es muy difícil decir de dónde surge una idea, pero básicamente hay dos motivos por los que surge la idea:
El primero, el grupo de robótica llevaba muchos años trabajando en el desarrollo del sistema de navegación inteligente de la silla. En el primer prototipo las órdenes se mandaban mediante el teclado del ordenador. Luego se empezaron a cambiar interfaces: mediante una pantalla táctil, mediante la voz… Y, el segundo motivo… Javier Mínguez coincidió en un avión con el profesor José del R. Millán. Él es una de las máximas autoridades en el mundo en tecnología BCI (Interfaces cerebro-ordenador)

esquema

y de hecho, el primer prototipo de silla de ruedas controlada con la mente del mundo, es suyo. No se conocían, pero les tocó un asiento junto al otro. Empezaron a hablar y Millán animó a Javier a trabajar con esta tecnología.
Si unimos la tecnología de interfaces cerebroordenador con la tecnología que la silla de ruedas de Zaragoza había desarrollado en años posteriores, obtenemos el prototipo actual.
¿Cuántas personas están implicadas en el proyecto?
Activamente cinco, en el equipo de BCI, nueve.
¿En qué consiste exactamente la tecnología BCI (Interfaces cerebro – ordenador)? ¿Qué es lo que permite pasar del pensamiento a la acción?
La tecnología BCI consiste en extraer la actividad cerebral de un usuario y reconocer patrones en sus ondas cerebrales que se sabe que representan. Por ejemplo, para mover la silla de ruedas se utiliza el Potencial P300.
Lo evita gracias al mismo sistema de navegación inteligente que utiliza unos sensores laser para medir el entorno.
¿Y qué hay de las puertas? Si el usuario quiere atravesar una y está cerrada, ¿cómo reaccionaría ante ella? ¿La reconocería como tal?
No, en ese caso no. La manera que tiene de trazar el mapa el sistema de navegación de la silla es mediante un láser y reconocer puertas cerradas es un problema bastante complicado de visión. Sin embargo, como el mapa se va construyendo en tiempo real, si alguien abriera la puerta, esto se reflejaría instantáneamente en el mapa.

¿Requiere alguna clase de entrenamiento?
¿Cuánto puede una persona tardar en aprender su funcionamiento?

Sí hace falta que el usuario se entrene. En las pruebas realizadas en el laboratorio, un usuario Una vez que has reconocido ese patrón, eso da la orden para que empiece la acción.
¿Qué significa eso de Potencial P300?
Imagina que tengo una baraja de cartas y te digo que pienses en una carta. Empiezo a pasar las cartas una a una, cuando aparece la tuya ese pensamiento que tienes de “¡esa es!” se refleja en tus ondas cerebrales como un “pico”. Por eso, si el usuario de la silla está pensando donde quiere desplazarse y se ilumina ese punto, de forma innata se produce esa señal P300.
¿Es necesario configurar la silla con un mapa de la zona o es capaz de reconocer el terreno por el que se mueve?
La silla es capaz de trazar un mapa de donde se va moviendo, eso es parte del sistema de navegación inteligente que incorpora la silla.
Si hacemos dirigir la máquina hacia donde hay un obstáculo, ¿lo reconoce y lo evita o se choca con él?
visualDisplay

Lo evita gracias al mismo sistema de navegación inteligente que utiliza unos sensores laser para medir el entorno.
¿Y qué hay de las puertas? Si el usuario quiere atravesar una y está cerrada, ¿cómo reaccionaría ante ella? ¿La reconocería como tal?
No, en ese caso no. La manera que tiene de trazar el mapa el sistema de navegación de la silla es mediante un láser y reconocer puertas cerradas es un problema bastante complicado de visión. Sin embargo, como el mapa se va construyendo en tiempo real, si alguien abriera la puerta, esto se reflejaría instantáneamente en el mapa.
¿Requiere alguna clase de entrenamiento?
¿Cuánto puede una persona tardar en aprender su funcionamiento?

Sí hace falta que el usuario se entrene. En las pruebas realizadas en el laboratorio, un usuario que no había usado antes la silla era capaz de entrenarse en poco menos de una hora.
¿Necesita el usuario adaptarse a la silla o la silla adaptarse al usuario?
El usuario lo único que tiene que hacer es acostumbrarse a interpretar el mapa en 3D. Esto no es complicado, por ejemplo, niños discapacitados fueron capaces de interpretar perfectamente el mapa en prototipos anteriores de la silla.
El aprendizaje de verdad lo hace la silla. La cuestión es que cada usuario tiene unas ondas cerebrales distintas, esto quiere decir que el
“pico” de la P300 una persona lo puede tener más alto o más bajo, un poco antes o un poco después. Una parte importante de la tecnología incorpora algoritmos de aprendizaje para adaptarse a las señales de cada usuario.
¿Para quién está pensada? ¿A quién podrá beneficiar la silla?
Está pensada para personas que no puedan mover ningún músculo, por ejemplo, pacientes con trastornos neuromusculares profundos como la esclerosis amiotrópica lateral o parálisis cerebral.
¿Puede estar en funcionamiento todo el día?
¿Cuál es la autonomía de la silla?

Esto es un primer prototipo que se presenta en la frontera del conocimiento y todavía falta mucho camino para llegar a un dispositivo que pueda ser utilizado por los pacientes.
¿Qué problemas han surgido durante el periodo de pruebas?
Los mayores problemas han surgido con la integración software de todo el proyecto, Javier en un principio e Iñaki Iturrate y Carlos Escolano posteriormente lo describían como un infierno.
Pero, con sus ganas y empeño han conseguido resolver todos esos problemas entre miles de líneas de código. En cuanto a los experimentos, los mayores problemas surgieron por despistes, sobretodo días en los que se nos olvidaban poner las baterías a cargar y teníamos que hacer las pruebas con cables enchufando la silla…

HMI_foto1

¿Ofrece la silla garantías de seguridad para el usuario?
Sí a nivel básico, es decir, la silla no se va a chocar con nada, ni la tecnología te va a dañar el cerebro, ni siquiera hace falta raparte el pelo (como mucha gente me pregunta)… Ahora bien, no hay que olvidar que es un primer prototipo y su objetivo fundamental es demostrar que la tecnología funciona y que vamos por buen camino. Seguramente habrá detalles que no habremos tenido en cuenta, simplemente porque no estamos en esa fase de desarrollo.
Por lo tanto, deducimos que su silla cumple las tres leyes de la robótica de Asimov…
(1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño
2. Un robot debe obedecer las órdenes que le son dadas por un ser humano, excepto cuando estas órdenes están en oposición con la primera Ley
3. Un robot debe proteger su propia existencia, hasta donde esta protección no esté en conflicto con la primera o segunda leyes).

Correcto.
Entonces, si una persona, debido a su estado (que puede afectarle psicológicamente) o por otros motivos, decide que no quiere vivir más e intenta lanzarse al vacío, ¿la silla se suicidaría con esta o la salvaría de una muerte segura?
Esto dependería de como los comités éticos regulen estos dispositivos, pero en principio si se quisiera se podría poner una orden que evitara que la silla se tirara al vacío, porque tal como está ahora, lo único que podemos asegurar es que el usuario no puede suicidarse chocándose contra algo.
¿Qué tipo de licencia tiene el proyecto: open source, patentado…?
Grandes partes del proyecto son open source y gran parte está publicado en artículos científicos.
En principio no se ha patentado ningún resultado.
¿Se ha mostrado alguna empresa de silla de ruedas interesada en el proyecto?
Sí ha habido contactos con empresas, pero para comercializar partes del proyecto. Algunos contactos se han llevado a cabo para transferir resultados de navegación autónoma de la silla de ruedas. Por otro lado, recientemente se ha creado una empresa especializada en interfaces cerebro computador: Bit&Brain Technologies
con el objetivo desarrollar productos relacionados con estas tecnologías.
Las que sí se han mostrado interesadas han sido otras publicaciones como “New Scientist”. ¿Qué se siente al saber que una revista de tanto prestigio le dedica un artículo al proyecto?
Bueno, este proyecto ya salió en “Wired” antes de que se empezara siquiera a trabajar en él.
Imagino que es algo que sabíamos que ocurriría… Es algo que hace ilusión, pero lo que más ilusión hace de todo es el haberlo conseguido.
Volviendo al tema de la tecnología BCI, acaba de decir que se ha creado la empresa Bit&Brain Technologies SL, ¿por qué se creó un spin-off del equipo de investigación de la Universidad de Zaragoza?
Básicamente porque creemos que es necesario que la investigación llegue a la sociedad, y con esto no me refiero a los medios de comunicación, me refiero a que la sociedad pueda utilizar realmente la tecnología que se desarrolla en las universidades. Sin embargo, en la Universidad se hace una investigación donde te planteas un problema (por ejemplo, mover una silla de ruedas con el pensamiento) y lo resuelves sin preocuparte en los detalles (por ejemplo, hacer un mapa precioso para mostrarle al usuario).
Ahora bien, está claro que para que en un futuro la silla se comercialice será necesario fijarse en los detalles.
¿A qué se dedica exactamente Bit&Brain Technologies SL?
Desde luego, no nos dedicamos a vender sillas controladas con el pensamiento. Hay demasiados déficit de atención, un software de ergonomía cognitiva y un software de búsqueda subliminal.
¿Podría resumir en qué consisten y cuál sería su finalidad?
En cuanto a la teleoperación del robot con el pensamiento, por ejemplo, esta semana Javier, Iñaki y Carlos han sido capaces de mover desde Japón con el pensamiento un robot que estaba aquí en Zaragoza. Este proyecto puede resultar muy interesante para personas que no puedan moverse de la cama y estén completamente inmovilizadas: les permitirías poder ver lo que ve un robot en cualquier parte del mundo y moverlo a su antojo (tanto el robot como la cámara que lleva el robot).
En cuanto los proyectos de Bit&Brain, el tratamiento de déficit de atención consistiría en detectar cuando un paciente está o no concentrado y entrenarle para que se concentre correctamente. El software de ergonomía cognitiva permite reconocer la sensación de seguridad, estrés, etc., que produce en un usuario utilizar algún producto, lo cual resulta muy interesante para el diseño industrial y la búsqueda subliminal permite saber cuando el cerebro de un usuario ve una imagen, aunque él no la vea conscientemente, lo cual resultará muy útil por ejemplo para reconocimiento rápido de criminales en grandes bases de datos de imágenes.
Usted es licenciada en matemáticas, ¿cómo llegó esta empresa?
Creándola junto con Javier. Lo cierto es que cuando empezamos a ver la potencialidad de esta tecnología y lo útil que podía resultar, decidimos crear la empresa. La realidad es que los problemas profundos asociados a aplicaciones de la tecnología BCI que pueden ser a día de hoy útiles para la sociedad están ya solucionados, pero sin embargo, existen muchos detalles que hay que pulir en esos primeros prototipos para que esas aplicaciones se puedan comercializar.
Ahora bien, la tecnología es tan compleja y tan multidisciplinar que esos detalles no los puede hacer cualquiera. Así que, dado que no conocemos ninguna empresa que lo haga, detalles y demasiadas barreras (por ejemplo la necesidad de usar un gorro con electrodos y gel conductor) para que la silla sea comercializable a día de hoy. Lo que nos proponemos es desarrollar aplicaciones de tecnología BCI donde el beneficio para el usuario sea lo suficientemente grande como para superar las barreras de entrada que la tecnología tiene a día de hoy.
¿Para quién trabaja?
Inicialmente para terceras empresas, organismos públicos y laboratorios de investigación.
Además de la silla de ruedas, ¿qué otros proyectos tienen entre manos?
Operativos: la teleoperación de un robot mediante el pensamiento. A desarrollar en Bit&Brain Technologies: un software para tratar el decidimos hacerlo nosotros mismos.
En el blog de Bit&Brain Technologies SL comenta: “No puedo describir la emoción que supuso para mi ver, por primera vez, que Javier era capaz de escribir su nombre en la pantalla utilizando solamente su pensamiento”, ¿recuerda qué escribió?
Escribió “JAVI”, además fue muy gracioso porque él estaba tan concentrado que no se daba cuenta que lo estaba escribiendo. Cuando acabó no se lo podía creer y quiso volverlo a hacer para asegurarse que no era casualidad y… Volvió a escribir “JAVI”.
Eso me lleva a pensar que podría haber realizado esta entrevista “leyendo sus pensamientos”…
No, al menos no sin mi consentimiento. Cada uno tiene unas ondas cerebrales distintas y para que la tecnología BCI descifre algo es necesario que permitas que los algoritmos de aprendizaje trabajen.
Eso supone decir al sistema en qué estás pensando y en eso puedes mentir.
Da la sensación de que con esta tecnología estemos llegando al futuro descrito por la ciencia ficción, ¿llegará el momento en el que todo se pueda controlar con la mente?
Imagino que sí, pero lo que no tengo tan claro es cuándo llegará ese momento.
Ahora bien, lo que sí tenemos claro es que próximamente jugaremos a los videojuegos con el pensamiento. |

Eduardo Relero| pintor, escultor y dibujante | por Teresa Bernal
Eduardo Relero (imagen para la entrevista)

RM: ¿Lo que más atrae a Eduardo Relero del arte callejero es…?
E.R: Me gusta la espontaneidad manual sobre el fracasado intento de seriedad público. Me gustaría que se animasen a pintar esos edificios emblemáticos de reputados arquitectos contemporáneos, las horribles esculturas abstractas que hay en muchas rotondas y plazas.
Pero los jóvenes son demasiado conservadores para hacer algo así, y esto me parece triste. Me encanta ver pintadas sobre las cabinas telefónicas, y sobre ese acabado industrial lujoso europeo con el que hacen las paradas de autobuses, tranvías, los puentes, kioscos. ¡Son tan feos!
A la hora de definir lo que es un “profesional del arte”, Eduardo añora el arte de antaño.

E.R: El arte ha perdido la esencia que tenía cuando estaba ligado a la filosofía y a la religión. Hoy en día se ve más como una “salida laboral”, no creo que existan grandes profesionales. Se ha convertido en un tema muy politizado.
RM: Es usted un bohemio trotamundos.
E.R: Empecé a pintar en mi país, Argentina, cuando llegaban las vacaciones de la Universidad.
Viajé a Brasil con 21 años dibujando retratos en las plazas, restaurantes, aeropuerto, en una funeraria en Bolivia, recorrí Perú, Chile…En estos viajes me mantenía económicamente con los retratos callejeros. Yo había sido un estudiante de Bellas Artes, Filosofía y Arquitectura. Tenía la cabeza llena de pretensiones intelectuales que pasaban por las Vanguardias estéticas y el Arte Contemporáneo, pero ví de cerca esas portentosas obras del pasado y…
P1010217conperrito

R.M: Volviendo al anamorfismo. Leyendo su biografía, parece que fue pura casualidad la que le llevó a iniciarse en esta técnica.
E.R: Me lo propusieron para un contrato de publicidad. Antes no lo había hecho nunca, pero sabía cosas de geometría por mi formación técnica, soy aparejador y estudié arquitectura. De hecho las primeras anamorfis las hice de una manera y las siguientes fui cambiando el modo de realizarlas. Saqué al menos tres métodos para hacerlas.
R.M: escuchándote hablar así parece que fuera algo sencillo, pero luego me coloco delante de una de tus obras y la impresión que inspira es muy diferente.

E.R: Son dibujos de gran complejidad, sí. Pero la verdad es que la mayoría de ellos no me llevaron más de dos días. El trabajo más largo es el de los bocetos previos.
R.M: ¿No te da pena que tu trabajo desaparezca al cabo de unas semanas?
E.R: Esto es lo que las hace a estas obras diferentes del arte tradicional pensado para perdurar en el tiempo. Pero siempre quedan las fotografías.
cristochereducido
R.M: Parece que no quedó muy satisfecho con la experiencia de esa primera campaña de publicidad, y decidió ofrecer sus servicios a festivales y eventos culturales. ¿Pero qué le han hecho a usted los publicistas?
E.R: Prefiero los festivales y eventos culturales porque en ellos desarrollo mi trabajo con libertad, sin tener que someterme a las reglas del marketing. Pero en tiempos de crisis, a veces es necesario aceptar contratos de publicidad.
R.M: Se queja constantemente de lo politizado que está el mundo del arte.
E.R: Así es. En Europa la cultura está en manos de lo Público. La aspiración de muchos de los galeristas es formar parte de los museos de Arte Públicos ya que dan prestigio. Lo que no queda bajo lo privado ni lo Público, sencillamente no existe. De ahí que la gente al artista ambulante lo mire mal, como a un “sin trabajo”.
R.M: ¿Qué mueve a Eduardo Relero detrás de cada obra?
E.R: Prefiero el tono satírico y de crítica. Aunque también me gusta hacer otras cosas, como el
“Corpus”, de tono más dramático. En general, me fascinan las figuras humanas.
R.M: Utiliza pigmentos diluídos en agua con algo de cola, sus obras conllevan una laboriosa fase previa de plasmación de sus ideas a través de esquemas. Pero, ¿qué es lo más difícil en un trabajo callejero en 3D?
E.R: Lo más complicado de pintar en la calle es que estás expuesto a contratiempos que te pueden impedir finalizar tu trabajo. Como la lluvia, los gamberros, o la policía. El público te habla, te distrae y opina mientras estás trabajando. Deben pensar que pintar es como cambiar la rueda de un coche. Estás expuesto a los marginados, a los que nadie escucha, los locos, los perros, ancianos
solitarios, pintores amateur que te persiguen para mostrarte sus obras. Pero por otro lado, esa misma muchedumbre es la que te da alas, fe, fuerza. También hay que contar con el estrés por el clima. Y es importante la calidad del suelo.
lanzarotereduc

R.M: Estamos impacientes. ¿Cuándo, dónde vamos a volver a verte en acción?
E.R: Ahora estoy haciendo una exposición en Milán, de dibujos anamórficos en varios planos. El año próximo haré dibujos en una institución en EE.UU, y me han encargado el diseño de un juguete para ser comercializado por una empresa japonesa. Además tengo planes para realizar tres pinturas en la plaza central de Getxo, en Bilbao (España), para Navidad.

más en redmensual.com