wanted

11 mayo 2009

wanted, por Dani Guerra

Hay veces que la vida puede cambiar de pronto, que todo lo que creías ser o que lamentabas ser no existe, simplemente, era un error el porqué de las cosas.

Esta puede ser la moraleja de Wanted, una historia muy singular, donde el joven Wesley Gibson pasa de ser una criatura patética, a ser una versión exagerada de Harry el Sucio, pero con traje de cuero.

Es una ficción simple, corta, violenta y con mucha sangre gratuita, con dosis de acción que transcurren entre la historia vital del protagonista.
Un cómic con giros sorprendentes durante su lectura, que hacen, en muchas ocasiones, la necesidad de volver atrás y reorganizar las ideas y los personajes, es todo un poco coral en el fondo, muchos nombres, muchos entresijos, muchos secretos, y todos aclarados a ritmo de M92 e insultos a la vida en general.
Wanted, simplemente la polla
¿Dejar de ser uno más para ser el mayor asesino del mundo?
No deja de ser curioso como todo cambia en la vida de Wesley, en pocas páginas aprender a ser un arma letal, dejando atrás un reguero de miseria humana en la que convirtió su indolente vida. Esa es una de las cosas que más llaman la atención, la habilidad innata que demuestra, en su proceso de deshumanización progresiva, pero con ciertas dosis de melancolía kafkiana.

Unas viñetas bien elaboradas por parte de Mark Millar, JG Jones y Paul Mounts, trazan un cómic muy vertiginoso, con ritmo y mucha fluidez, sin grandes excesos, con un dibujo y un color muy americano, no realizan ninguna obra de arte, pero si un resultado complaciente para todos aquellos que buscamos un rato de diversión (y digo un rato, ya que sólo son 6 tomos bastantes breves).

Una obra que nada más dejar la página seis atrás comprendes que iba a ser adaptado a la gran pantalla en cuestión de tiempo, con una fórmula de lo más típica: padre asesino, hijo abandonado desde su infancia y de vida sin sentido, momentos clave, hijo súper asesino.
No está mal el esquema, refleja de manera mecánica lo que nos ofrecen estas viñetas.

Y está bastante bien, y deja buen sabor de boca, y no sé vosotros, pero a mí me deja unas ganas enormes de ver a Angelina Jolie en el papel de Fox, y de saber si Mister Rictus aparece en el film y cómo aparece.

Una parte muy agradable de la lectura, el final, que aunque llega de una forma un poco atropellada, es inimaginable hasta la última página.
Atención preferente al personaje de Dollmaster, un juguetero siniestro pero con un lado tierno, y a sus juguetitos, la versión masculina de las muñecas de Famosa, pero con muy malas ideas.

Una lectura rápida, que te deja buenas sensaciones y ganas de ver su versión fílmica, y además, como he leído por ahí, con una versión en videojuego que te permite ser la figura de The Killer, y eso suena bien.

Buen provecho.|

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: