una ciudad que flota en el mar: Lilypad

29 abril 2009

Una ciudad que flota en el mar | por María Teresa Bernal

Se llama Lilypad y tiene capacidad para albergar a unas 50.000 personas. Su creador, el arquitecto Vicent Callebaut, ha basado su idea en las casas flotantes de Holanda. El diseño y estructura se inspira en los nervios de la gran Lilypad, una planta de la familia de las Nympheas Amazonía Victoria Regia, aumentado 250 veces. Su apariencia es tan bella como la de una flor con una laguna artificial de agua dulce en el centro.

Lo más destacable de esta arquitectura futurista es que se trata de una ciudad totalmente ecológica, que cuenta con sistemas de energía solar, eólica y maremotriz, así como tecnología de reciclaje de resíduos. Además cuenta con una doble “piel” hecha de fibras de poliéster cubierto por una capa de dióxido de titanio que contrarresta el aumento de CO2.

La ecópolis no sólo ofrecerá vivienda sino también todo lo propio de una ciudad, como calles, callejones, jardines, tiendas, zonas de entretenimiento y espacios de inclusión social para la reunión de todos sus habitantes, con el fin de lograr una convivencia armoniosa entre el hombre y la naturaleza.

Es una creación que nace con la finalidad de acoger a los “refugiados climáticos”, que surgirían en un hipotético futuro apocalíptico tipo “Waterworld”. Y es que, según las previsiones del GIEC (Grupo Intergubernamental sobre la Evolución del Clima), el nivel de los océanos podría aumentar de 20-90 cm durante el S. XXI.

Un aumento de temperatura de 1ºC conduciría a un aumento del agua de 1m.
Esto traería pérdidas de terreno de aproximadamente un 0´05% en Uruguay, 1% en Egipto, 6% en los Países Bajos, 17% en Bangladesh y hasta del 80% en el atolón Majuro en Oceanía.

Es una solución que intentaría paliar los problemas derivados del aumento de masa de agua en los océanos, aprovechando todos sus recursos sin perjudicar en nada al medioambiente. Según Vicent Callebaut, este futuro no estaría tan lejos y se habla de un proyecto del todo viable, al que sólo le falta para hacerse realidad el apoyo de un grupo de inversores arriesgados.

La sociedad de Lylipad nos recuerda a los proyectos de la Nueva Atlántida que persiguen la colonización de los Mares y Océanos.
No es de extrañar que el hombre ponga tanta ambición en hallar nuevos territorios para habitar, a juzgar por lo que ha sacado a luz el “Informe Planeta Vivo 2008”, que cada dos años difunde la organización ecologista “Fondo Mundial de la Naturaleza” (WWF). Según este informe, el Índice Planeta Vivo ha descendido casi un 30% desde 1970, esto significa que se ha reducido en esa proporción unas 5000 poblaciones naturales de unas 1686 especies. Una tasa superior a la del informe de 2006 que indicaba un 25%.

De continuar esto así, en 2030 necesitaremos dos planetas para vivir. La pérdida de masa se debe a factores como en los trópicos, donde ha descendido un 50%, y a otros factores como la polución, la sobrepesca, y el cambio climático que se hace patente a través de fenómenos poco habituales que se vienen produciendo en los últimos tiempos en todo el mundo, tales como el hecho de que haya nevado en Kenia, que el nivel del mar haya aumentado el doble de lo previsto, o que la mayor lluvia de primavera en China haya tenido que ser provocada artificialmente.

Los principales “deudores ecológicos son EE.UU, China e India. Le siguen en el excesivo consumo de recursos Brasil, Rusia, Argelia y Australia. En el caso del Congo, que cuenta con una biocapacidad de casi 14 hectáreas globales por persona y que sólo utiliza 0´5 por persona, su principal enemigo es la deforestación, las crecientes demandas de una población en aumentoy la exportación.

Lilypad si es que finalmente se lleva a cabo, podemos disfrutar de la que será la primera isla ecológica en el Egeo, en Grecia. Hablamos de la pequeña isla San Eustaquio o Agios Efstratios. El Gobierno griego ha mostrado su compromiso ecológico al anunciar que la isla se abastecerá sólo con energía renovable, aprovechando así los recursos que le brinda la naturaleza, ya que la zona del mar Egeo es una potencial fuente de energía eólica y solar.|

Extracto del PDF redmensual.com Abril 2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: