La querida pornografía

27 abril 2009

La querida pornografía | por Natalia García

05_g

La querida pornografía, desde los inicios de PlayBoy hasta hace poco tiempo, ha sido un género marginal, consumido casi a escondidas en cines de mala muerte o en cabinas especializadas de Sexshops. Sin embargo, hoy en día y gracias a los avances tecnológicos, vhs, dvd e Internet sobre todo, han permitido que se pueda consumir pornografía desde casa, con intimidad y frecuencia deseada.

En la actualidad, consumir porno no es algo de lo que nos avergoncemos y es más, el hecho de negarla, de despreciarla, es un claro síntoma de conservadurismo criticado duramente.

Hay quienes defienden la pornografía como una “válvula de escape” con la que poder disipar nuestros impulsos sexuales. Luego, están aquellos, más conservadores, que, aferrándose a ciertos estudios sobre los efectos de la pornografía, luchan por concienciar a la sociedad advirtiendo que no sólo es nociva para nuestra salud, sino para quienes nos rodean.

1029683163_3afb115a16_o

“No creo que la pornografía degrade a las mujeres. Las mujeres que la practican quieren hacerlo. Nadie les está apuntando con una pistola a la cabeza. No entiendo cuál es el problema” Madonna, Sex 1992 Madonna, la reina del Pop, afirma que no entenderá jamás esa no aceptación al porno. Ella se considera una consumidora de esta modalidad cinematográfica y no la considera negativa sino todo lo contrario. Y con ella, muchas otras personas consideran que los efectos del porno no son más que inventos de la Iglesia.

Sostienen que el único efecto es catártico, es decir, que los sujetos que de otra manera hubieran expresado por medio de su actuación sus violentas fantasías sexuales, de esta manera en cambio, usan un material pornográfico y no causan daño a nadie.

En contraposición a esta postura, ciertos grupos de investigadores han llevado a cabo más de 500 estudios sobre los efectos de la pornografía y han lanzado sus conclusiones catalogándolas como concretas, coherentes e irrefutables.

195521690_813b219cc0

1. Aún la pornografía “leve” hace daño a cualquiera.
2. Toda pornografía insensibiliza al que la ve.
3. La pornografía causa adicción.
4. La pornografía degrada al matrimonio.
5. La pornografía aumenta la intención criminal de delincuentes peligrosos.
6. La pornografía impulsa a realizar otros crímenes y los facilita.

Con respecto al punto 3.

La pornografía causa adicción, varios estudios demuestran que toda persona ya sea normal o desajustada psíquicamente, si ve pornografía desarrollará en poco tiempo el deseo de ver material pornográfico cada vez más perverso. Lo comparan con las drogas. Todo aquel que tome drogas con el transcurso del tiempo querrá consumir drogas más fuertes.

Todas las personas tienen fantasías sobre el contenido de las películas pornográficas o actos aún más perversos y no sólo ello, lo quieren transportar a la realidad y lo incorporan a sus relaciones sexuales. Cada vez hay comportamientos más violentos en las relaciones sexuales de las personas entrevistadas en estos estudios.

Donnerstein, Zillman y Malamuth, investigadores del tema en cuestión, informan que “el ver prolongadamente pornografía común, no violenta y no coactiva, creó el apetito de materiales más inusuales, extravagantes y desviados, incluyendo los violentos en un contexto sexual, como la exhibición del sadomasoquismo y la violación sexual”.

Pero también achacan a la pornografía una fuerte carga de responsabilidad con respecto a las drogas, violaciones, abusos sexuales, asesinatos y a la pederastia.
Algunas frases textuales son “los que promueven la pornografía también promueven la pederastia al trivializar los actos sexuales entre niños y adultos” o “es un hecho que los magnates de la pornografía usan su gran riqueza e influencia para promover directamente los actos ilegales en sus revistas, incluyendo el uso de drogas peligrosas. Ello coincide con su ideología hedonista de que ‘todo es aceptable’ “.

Y ahora, elige tú. ¿Dejamos de consumir porno? O como Madonna, pensamos que todas estas teorías son una auténtica bazofia defendiendo que siempre han existido violaciones, pederastas y asesinos y no les hacía falta consumir pornografía para llevar a cabo sus actos delictivos. |

Extracto del PDF redmensual.com Abril 2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: