watchmen

23 abril 2009

watchmen | por Ignacio Tudela

watchmen-1

Tras el reciente estreno de su adaptación cinematográfica, conviene recordar la obra que cambiaría para siempre el mundo del comic. Del guionista Alan Moore y del dibujante Dave Gibbons surgió en 1986 la novela gráfica que revolucionaría el género de superhéroes. Los creadores británicos lanzaron una visión completamente distinta del héroe enmascarado.

Año 1986. DC Comics encarga a Alan Moore(V for Vendetta, From Hell) y Dave Gibbons(Rann-Thanagar War, The Originals) la creación de una nueva serie usando como base los personajes que la empresa recién había adquirido de la Charlton Comics. Los dos autores dieron un paso más allá y en doce números en formato comic-book, que más tarde serían recogidos en un sólo tomo, dieron a lugar a la deconstrucción del género superheróico, dejando anticuadas todas las bases que se habían asentado hasta ese momento.

Watchmen nos presenta un 1985 alternativo, donde EE.UU ha ganado la guerra del Vietnam, Richard Nixon ha sido reelegido por tercera vez y la Guerra Fría se acerca a un punto dónde la devastación nuclear está a un sólo paso. En este marco se nos presenta la existencia de enmascarados, personas normales que deciden ponerse una máscara y salir a combatir el crimen.

Sin embargo, no todo es tan fácil. Al igual que con los ciudadanos normales, entre los enmascarados también existen una gran fauna. Desde aquellos movidos por el afan de venganza con una visión completamente maniquea de la realidad y tendencias fascistas (Rorschach) hasta quien lo hace por simple presión materna (Espectro de Seda II) pasando por un agente del gobierno con un pasado demasiado oscuro y cierta tendencia a excederse con la violencia (El Comediante).

Partiendo de la frase gquis custodiet ipsos custodesh del poeta Décimo Junio Juvenal
(traducido como “én a los vigilantes?h del inglés “who watches the watchmen?”) la obra trata precisamente ese tema, ¿quiénes son aquellos a los que confiamos nuestra protección?. Más allá de la altura moral de personajes como Superman, Watchmen nos presenta héroes, aunque en algunos casos ni siquiera puedan llamarse así, con sus dudas y temores humanos, con sus luces y sus sombras.

watchmen-04-12_09

La novela arranca con la muerte de El Comediante y la consiguiente investigación por parte de otro de los enmascarados, Rorschach, de su asesinato, que considera parte de un complot para quitar a todos los vigilantes de en medio. Empieza así un paseo por la vida de todos los vengadores enmascarados que quedan con vida, analizando su vida y como se sobrepusieron a su ilegalización.

A través del recurso del flashback, nos muestran su pasado y como la existencia de los enmascarados cambió la historia de los EE.UU. Sin embargo, Watchmen también es una perfecta radiografía a la Nueva York alternativa de la obra y también da pie a contarnos las historias de ciudadanos normales y de como ellos ven toda la situación. Estas historias que en un principio parecería estar completamente apartadas de la trama principal, se ven enlazadas con ella en el climax final.

No sólo el guión suspuso una revolución si no que también en el apartado gráfico la obra presenta conceptos que eran completamente novedosos en la época así como técnicas más cerca del género cinematográfico que del comic. El uso de elementos simbólicos y de una simetría que cruza toda la obra (no en vano tanto la primera viñeta como la última de la novela son perfectamente simétricas y el capitulo V de ella posee tambíen una estructura de perfecta simetría) así como elementos que cruzan de manera fugaz las viñetas, el smiley (cuya simetría en numerosas ocasiones rota por la aparición de otros elementos), diversas manchas del Test de Rorschach, constituyen un uso pionero del simbolismo y las artes gráficas.

En definitiva, Watchmen es una obra que todo amante de la literatura, aunque no sea seguidor del comic, debería degustar pues se econtrará con algo muy distinto a lo que podría esperar y disfrutaría de una de las grandes obras del siglo XX.
Lástima que debido a su carácter de novela gráfica, se le de de lado al considerarla un divertimento para niños. Esperemos que, con el estreno de su adaptación, las cosas cambien.|

Extracto del PDF redmensual.com Abril 2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: